miércoles, 13 de febrero de 2013

Hay que dar leche materna, pero...



Mito numero 1: “Después de los seis meses (o del año) la leche materna ya no alimenta.” Esta es una de las frases que más he oído por ahí. Y no solamente de la tía, la prima o la señora desconocida, tan amable, que te expresa su opinión cuando te ve amamantar a tu bebé en público. Lo he escuchado, con tristeza, por parte de profesionales médicos. 

Lo comento ahora porque me llegó ayer esta información y creo que es muy importante para las futuras madres y para todas, en general: Cómo saber que un profesional de la medicina NO apoya la lactancia materna. 

El día que nace tu bebé, te lo quitan de los brazos para llevarlo al cunero “para que tú descanses” y amablemente le dan una mamila para no despertarte; ese día es el principio del fin de la lactancia materna. 

Tu bebé necesita tu leche y tú, como mujer, necesitas el proceso de lactancia. Es parte de tu vida sexual y también una parte crucial de tu maternidad. Y ya no digamos los grandes beneficios físicos que tendrá porque ayudará a que el útero involucione rápidamente y a quemar la grasa que almacenaste durante el embarazo precisamente para este propósito.

No se trata solo, aunque es importantísimo, del vínculo afectivo que establecerás con tu recién nacida y que te ayudará en muchísimos niveles a empezar a ser madre; también se trata del correcto desarrollo del cerebro de tu hijo. Sí, tal como suena, los bebés nacen, digamos, con el cerebro a medio hacer, eso les permite pasar por la cavidad vaginal. Y su cerebro se sigue desarrollando durante los siguientes dos años. El único nutriente que existe en el mundo que permite el desarrollo óptimo del cerebro es la leche materna. Y, sí, leíste bien, se debería alimentar al bebé con leche materna (junto con otros alimentos) al menos durante dos años. Eso es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud: “La OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida. Se recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros 6 meses de vida. Después debe complementarse con otros alimentos hasta los dos años. “

Infórmate bien y la próxima vez que escuches a tu pediatra, obstetra o a la enfermera (o, por qué no, a la vecina) decir que la leche materna después de los 4, 6 u 8 meses, etc. ya es agua y no sirve para nada, asegúrate de decirle que revise lo que recomienda la OMS y por qué. Después de todo, un profesional médico debería estar enterado de las recomendaciones de la OMS. Que quede claro que esta recomendación es para todos los bebés humanos del mundo mundial, no solo para los que viven en condiciones de pobreza, como creen algunos.

Y solo para que no quede duda, utilizando el sentido común, ¿qué crees que es mejor para un bebé humano? Leche humana, o bien,  leche de vaca, procesada, adaptada, adicionada, pulverizada, enlatada y convertida en “sustituto de leche humana”. Creo que la respuesta es bastante obvia. Es como preguntar si tu perra debería dar leche a sus cachorros o si deberías comprarles leche de gato adaptada para perros y dársela en un biberón… ¿no les parecería muy raro? A mí, desde luego, que sí.


1 comentarios:

  1. ESTA ES INFORMACION MUY IMPORTANTE PARA LAS MUJERES..
    yo creo que un bebé y una mujer que están en continuo contacto fisico, sintiendose el uno al otro cercanos seguros, nutriéndose de ese momento además del alimento que la madre es capaz de ofrecer, es un buen comienzo en la vida del sentido común...... T A O...

    BELL@ MEREblog...GRACIAS... me uno

    ResponderEliminar